El pasado 13 de abril, en el Centro San José de la Diputación de Guadalajara, los jóvenes de la provincia se dieron cita para participar en la primera jornada anual,  dentro de un proyecto conocido como DREAM HUNTERS (Cazadores de Sueños), promovido por la EFA EL LLANO, gracias a la colaboración de los patrocinadores del evento: Butagas 2000, S.L.Apag, Cope Guadalajara, Fundación Princesa de GironaTroa LibreríasBenowmediaPompeiiChiva IngenierosLa casa de mamáFundación Promoción Social y Green Cola.

El proyecto tuvo un ambicioso objetivo: transmitir a los jóvenes de entre 15 y 20 años, que están contemplando sus posibilidades profesionales o que ya las tienen claras, la idea de que el emprendimiento es hoy día una buena forma de cambiar el mundo, su mundo; que puede ser el motor de sus vidas; y que emprender no es cuestión de una gran inversión económica sino de una buena idea de negocio y mucho esfuerzo porque lo que vale la pena, cuesta.

La jornada, a la que acudieron más de 300 personas, se estructuró como un espectáculo que fuera atractivo a los jóvenes, que impactase y dejase huella. Los ponentes, todos ellos con un valor añadido al simple hecho de formar parte del mundo del emprendimiento, enfocaron su experiencia profesional y personal a un amplio abanico de posibilidades que iban desde el emprendimiento social, hasta los campos donde los nuevos negocios se abren paso. Todos ellos, con el denominador común del buen hacer, la motivación  y la entrega en sus proyectos.

La inauguración estuvo a cargo de Faustino Lozano, Director Provincial de Educación, Cultura y Deportes en Guadalajara,  y la presentación en manos de Javier Aranguren, Filósofo, que también fue el primero de los ponentes, abriendo su corazón y dándonos a conocer Karibu Sana, escuela que ha creado en Kenia, para dar formación a niños que viven entre la p

obreza más absoluta.

Beatriz Torija y Alberto Blecua, jugadores profesionales del Fútbol Sala, incidieron en la importancia de crear sinergias positivas en el trabajo cooperativo, siendo “la mejor versión de ti mismo cada día”.

Alejandro Fernández de las Peñas, Jefe de acción comercial de Educaixa, en relación con el emprendimiento social, destacó la importancia del ingenio creativo en el aprovechamiento de los recursos.

Begoña Ladrón de Guevara, profesora universitaria en el C.U. Villanueva, y miembro del Consejo Escolar del Estado incidió en que “el mundo os necesita” y que para dar lo mejor de sí hay que “complicarse la vida”.

Lidia Vía, coaching profesional y co-fundadora de Generando Talento, habló de la importancia de los valores humanos, que se han de trabajar día a día para llegar a conseguir lo que denominó: liderazgo virtuoso.

Por su parte, Fernando Viejo-Fluiters, Visualthinker, nos descubrió que “de tu pasión puedes hacer tu profesión” y por ello decidió dedicarse al  “dibujo como pensamiento visual de ideas, conceptos y procesos” porque en ello “vi un campo apasionante”.

Jesús León, co-fundador de Cervezas Arriaca, se enorgullecía de volver a la creación artesanal del producto: “Los microcerveceros hemos conseguido que se vuelva a hablar de cerveza”. Ellos han iniciado un movimiento Craft que trata de “aportar algo auténtico y mejor, no humo” en su “apuesta de lo local hacia lo global”.

Irene Rodríguez, nos dio una lección de valentía al presentarnos su producto estrella, la bolsa para carritos And´one, ideada para facilitar la vida de los padres. Ella entiende el emprendimiento como una oportunidad única de aprendizaje: “Si elegimos emprender estamos eligiendo aprender”.

Por último, Aránzazu Senosiain, Doctora en Odontología y creadora de Ortoestetic, clínica especializada en Ortodoncia-Ortopedia Dentofacial y cirugía ortognática de los maxilares, nos hizo ver el perfil más versátil del emprendedor “Tenéis que saber de todo, de todo un poquito, evidentemente, porque hay cosas que tenéis de delegar (…), pero un poquito tenéis que controlar todos los aspectos”. Esto no pugna, en absoluto, con la confianza que debe depositar en su equipo, pues otra de sus figuras primordiales es, precisamente, “Potenciar el valor de cada uno“.

Una vez terminado el acto -a modo de anécdota-, en un momento de espontaneidad que la EFA EL LLANO concedió a unos alumnos del IES Ana María Matute, de Cabanillas del Campo, se proyectó un tema musical compuesto por ellos mismos, en forma de reggaeton.